Cómo elegir los colores para el hogar

By  |  0 Comentarios

Hola, cómo estáis??

Hoy os traigo algo muy interesante a cerca de como pintar nuestra casa, en concreto nuestro comedor. Como pinturamuch@s ya sabréis es algo complicado elegir como vas a querer tu casa, tus muebles, el estilo… Yo, desde el principio supe que quería un comedor de estilo moderno, pero bueno para gustos colores. Eso si, a la hora de elegir la pintura del comedor… lo admito! me costó lo mio, pero básicamente porque me gusta lo innovador y me daba miedo acercarme demasiado al estilo minimalista, cosa que me encanta, ojo! Pero quizás no, para mi salón.

 

Antes de decidir los colores para nuestro hogar, hay que tener en cuenta unas cuantas reglas básicas que  nos ayudarán a acertar. El color de una habitación no solamente  afecta nuestra sensación de espacio, sino también nuestro humor y grado de  comodidad. Por esto es tan importante tomar tiempo en el momento de elegir los  colores de cada dependencia de la casa, según las actividades que llevaremos a  cabo en cada una.

No me enredo mas! Jeje! Os dejo unos pasos muy interesantes que debéis conocer a la hora de elegir un color para vuestro comedor! si es que queréis cambiarlo! :lol:

 PASO 1:

Según los expertos en decoración, los colores  cálidos (rojos, amarillos, naranjas…) acercan y los colores  fríos (azul, violeta, verde…) alejan. Esto quiere decir que se deben  pintar las paredes de una habitación en colores fríos si queremos que ésta  parezca más grande, y cálidos si queremos que parezca más pequeña. Sin embargo,  hay que tener mucho cuidado con los tonos. Es decir, un azul o verde fuerte  puede hacer que las paredes se acerquen a ti tanto como el rojo más cálido,  mientras que un amarillo suave puede hacer que parezca que se disuelven las  paredes, incrementando la sensación de espacio. Por eso, hay que tener el cuenta  el tono (claro u oscuro) y la intensidad del color escogido. En general, los  colores claros, pálidos o menos intensos agrandarán el espacio, mientras que los  oscuros o más intensos lo encogerán.
 

PASO 2:

 
También es importante pensar en una combinación  acertada de colores. Los colores que se encuentran en posiciones  directamente opuestas en la rueda de color, es decir, los complementarios, se  intensifican entre sí. Por ejemplo, si usamos rojo y verde en una habitación, el  rojo parecerá más rojo y el verde más verde.
 

PASO 3:

 
En cuanto a cómo elegir colores para un  pasillo, podemos tener en cuenta que el pasillo parecerá más largo si se pinta  la pared del fondo de un color claro y las laterales de colores oscuros, y  viceversa.
 

PASO 4:

 
Los muebles que destacan con respecto al color  de las paredes (por ejemplo, una pared azul con muebles blancos)  también ayudan a definir el espacio con precisión. Si queremos más armonía, un  amarillo dorado intenso combina perfectamente con accesorios dorados, muebles  pintados y una carpintería y una tapicería blancas, ampliando la sensación de  espacio, a pesar de tratarse de un color fuerte y cálido. Si tenemos un sofá  rojo podemos elegir su complementario (el verde) para la pared más próxima, de  modo que ambos colores se intensifiquen entre sí, llamando la atención. Para las  demás paredes sería aconsejable entonces un color claro que combine con otros  muebles o algún elemento de la habitación en cuestión.
 

PASO 5:

 
Si queremos dar un poco de vida a una habitación pequeña  sin gran interés, podemos optar por una paleta multicolor para  cambiar las proporciones. Como regla general, elige un color cálido o intenso  para las paredes que queremos acercar y uno frío o tenue para las que queremos  alejar.
 

PASO 6:

 
En las viviendas tradicionales los tabiques, columnas y  paredes ofrecen límites naturales. Pero en otro tipo de vivienda como estudios,  áticos etc. con espacios abiertos y combinados, la elección de colores es un  poco más complicada, porque varias dependencias conviven en el mismo espacio.
 

PASO 7:

 
En primer lugar, hay que elegir colores  que se difuminen entre los muebles y demás accesorios. Y elegir accesorios (por  ejemplo alfombras, cortinas..) que contengan tres o cuatro colores compatibles.  Hay que elegir colores cálidos y fríos dentro de la misma gama de tonos. Y en el  momento de determinar dónde poner cada color, podemos pensar en crear una  sensación de movimiento través de espacios sucesivos ordenando, por ejemplo, los colores de cálido a frío o viceversa.

 

Pues estos serían los pasos que debemos de seguir para conseguir un color óptimo para nuestra habitación, comedor, dormitorio…etc.

Algo que está muy de moda ahora, es darle algo de color a nuestra habitación con algún sillón modernista a cuerdo con los colores de las paredes. Yo tengo el mio en mi comedor y la verdad es que me enamoré de él solo con verlo jejeje! Os lo dejo aquí para que lo veais.

486553_10151943689295632_671583683_n

Un fuerte besazo!!! Y felíz Martes!! :-P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 2 = 4

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>